Quienes Somos

Miembros de la Penya el BouetPara que un grupo de personas permanezcan unidas a lo largo del tiempo, es necesario que exista un fuerte vínculo entre ellas, basado en pilares capaces de mantenerse  a pesar de los envites que el propio transcurso del tiempo se encarga de lanzar sobre ellos.

Desde 1985, unos cuantos amigos, unidos por una pasión común, La Cordà, decidieron  crear una “Penya”, costumbre ésta muy  arraigada en Paterna, con el paso del tiempo conseguimos crearla,  un grupo de personas en el que ser paternero o paternera es una  cuestión de sentimiento, en él encontramos gente que sin haber nacido en Paterna sienten y viven nuestras costumbres y tradiciones como propias, las defienden y pregonan como suyas.

Hagamos  historia. Tras las fiestas del año 1984, en septiembre, tres amigos, Luis Monrabal (Cotito), Pepe Fabado, y Toni Alfonso (Carpesano) tienen la feliz idea de pensar en la posibilidad de agrupar a gente que quiera formar una penya en la que la pólvora sea el nexo que les una, no se sabe a ciencia cierta, si fue un motivo tan romántico como este, o tan solo que movidos por otro sentimiento muy paternero como es  “ahorrar”, buscaban aplicar economía de escala a la compra de cohetes, y conociendo al trío, apostemos por el segundo motivo.

Ese mismo año empezó la captación de socios y sin necesidad de emplear mucho esfuerzo en ella, es pues en fiestas de 1985 cuando toma cuerpo y queda constituida la penya “EL BOUET”. Siguen incorporandose miembros hasta alcanzar los 30 pertenecientes a la Penya. Entre altas y bajas, hoy somos 23 los que seguimos en activo, aunque seguimos considerando penistas a las personas que ahora no están en la Penya.

En 1986 y 1989, la mayoría de socios masculinos de la Penya El Bouet, participan como clavarios en las fiestas del Santísimo Cristo de la Fe y San Vicente Ferrer.

Durante la década de los 80 y principios de los 90, junto a nuestra Penya amiga l’Espardenya disfrutábamos de una cordà el sábado por la noche, mejor dicho la madrugada del domingo, en la explanada que hoy ocupa el Cohetódromo. Es allí donde se inicia lo que hoy se conoce como Homenaje a la Pesa, organizado por ambas Penyas. Esperábamos a que terminaran los espectáculos en el Villar Palasí, llegando a empezar esta cordà a las 3:30 de la madrugada, pero no estábamos solos, puesto que nos acompañaba gente de otras penyas y mucho público en general. Se montaba el andamio, las piezas del bouet, y se seguía con atención el ritual durante muchos años. Después, siempre nos reponíamos con una cena de hermandad. Hasta que el alcalde del momento, Sr Borrey, quiso trasladar este acto, pagado por nosotros, a la avenida de Europa como suyo, y esta fue la última vez que lo celebramos.

En 1996, el día de la Plantà de las Fallas de Valencia, expertos tiradores de nuestra Penya, junto al padre de un uno de nosotros, el Cotito, participan en la Cordà de exhibición que se realiza en el viejo cauce del rio Turia y que, según los medios de comunicación del momento, diario El Levante, eclipsó la misma plantà de las fallas.

En 1999 la mayoría de las mujeres peñistas, organizan y celebran la fiesta de la Virgen de Agosto.

La pólvora, con su aroma, su fuerza, su tacto, su sonido ha sido la responsable de forjar los lazos de amistad que actualmente nos unen, para todos nosotros hombres y mujeres peñistas, La Cordá es la máxima expresión de un sentimiento que nos apasiona y hace vibrar, cada uno de nosotros tiene una forma de expresar su amor por La Cordà, pero cuando hablamos de ella, y tratamos de explicar a alguien en que consiste, a todos nosotros nos pasa lo mismo, se nos eriza el bello y el corazón aumenta sus palpitaciones, no podemos ni queremos  evitar emocionarnos.

Los símbolos son importantes para afianzar el sentimiento de pertenencia a un grupo, y nosotros tenemos los nuestros, en el año 1987, Pablo del Moral nos obsequió con un maravilloso himno a ritmo de pasodoble, con anterioridad nuestro amigo Cristóbal diseñó una insignia que recogía dos imágenes que resumían nuestra razón de ser como penya, LA TORRE y UNA CARETA DE CORDÁ, y son las que actualmente nos identifican ante el pueblo de Paterna.

Nuestra andadura por diferentes locales del pueblo ha sido larga y no exenta de dificultades, en agradecimiento, únicamente nombraremos las familias que tan generosamente nos cedieron sus locales. Las familias Fabado, Monrabal Sanz, Alfonso Taroncher, hasta que en el 1999, tras largos meses de trabajo, de duro trabajo, nos decidimos a comprar nuestro propio local.

Nuestro mas sincero agradecimiento a todas estas familias que con su generosidad han hecho posible que “El Bouet” exista hoy en día, ¡muchísimas gracias!

Dos grandes objetivos nos han movido a lo largo de estos años en relación con las fiestas de nuestro pueblo, colaborar de forma activa en todo lo relacionado con nuestra Cordá y transmitir a nuestros hijos e hijas  la pasión que sentimos por Paterna y nuestras costumbres.

Nuestros hijos e hijas ya participan en la Cordà y cuando compartimos con ellos esos 25 minutos mágicos, nos invade un sentimiento de felicidad que solo un paternero es capaz de entender.

¡Que la mecha no se apague!

Penyistes, fills, filles, amics.

Anuncios

2 comentarios el “Quienes Somos

  1. Buena gente, inmejorable. Eso sí, ni saben de pólvora ni de fútbol (viva el Sevilla) ni de ná. Lo único que saben hacer es trampas al truc y quemar las paellas (sobre todo el “cocinitas” -jajajajaja-Juanra.
    Muchos besos del sevillano a tod@s.
    Ah, para suerte vuestra este año sí que no voy (joder, después de trece? años)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s